lunes, 15 de mayo de 2017

Te puedo contar historias...

De pronto, surgen encargos, que te hacen parar todo el trabajo.
Tenía que hacer algunas obras para espacios concretos de una casa.
Se trataba mas bien de decorar.
La expo, quedaba aparcada, tocaba ponerse a trabajar intensamente. Para cumplir fechas de entrega.

Es genial, cuando te dan total libertad para crear y dejarte llevar. Aunque, es importante saber, por donde empezar a investigar.
En este caso tenía claro que trabajaría con dibujos tipo cómic. Se trataba de buscar los que más me inspiraran.







Después de buscar ideas, toca seleccionar, para empezar a preparar las imágenes.
Osea,  trabajo con  Photoshop, para poder tener el material listo para llevar a la imprenta.
Y, con las impresiones hechas,  ha llegado el momento de meterse en el estudio a transformar, crear y experimentar...







Estos son algunos de los trabajos ya terminados.
Proceso finalizado.
Me encanta, buscar imágenes, dibujos... que me inspiren, y transformarlos.
Disfruto como una niña del proceso,  sobre todo de la última fase. En la que puedo soltarme y darle una nueva vida a esas imágenes.
Imagino historias con cada una de ellas. Historias narradas a través de los colores y los materiales. Historias que hablan de mi y de ellas mismas...